App Embarazo

Gestiones legales

1-Certificado de Nacimiento.

Es un documento oficial firmado por el médico que se te dará justo después del parto. El documento debe presentarse en un plazo determinado de días en el Registro Civil. Éste da fe del hecho del nacimiento, la fecha en que tuvo lugar, el sexo del bebé, la hora en que se produjo el nacimiento y la filiación del inscrito.


2-Ir al Registro Civil.

Dar de alta al niño a partir de las veinticuatro horas del nacimiento y antes de ocho días, aunque por motivos justificados se puede retrasar hasta treinta días.
Si estáis casados, tendréis que llevar:
– El parte de nacimiento,
– El DNI de quien lo va a registra
– El libro de familia (si lo tenéis). En el caso de que no lo tuvierais, os lo harán allí.
Si no estáis casados:
– Si el nacimiento ha sido fuera del municipio en el que lo estás registrando o si queréis poner primero el apellido de la madre, deberá ir la otra persona también, y aportar su DNI.
El plazo de envío y el coste de tramitación de cada certificado depende de cada Registro Civil como también los suplementos opcionales por el tipo de envío y tipo de registro: Una media de unos 15 días y unos 24 euros.


3- La baja maternal.
Es un período de descanso al que tienen derecho los trabajadores que van a ser padres. Consta de 16 semanas de baja, en el caso español, ampliables en caso de parto múltiple a dos semanas más por cada hijo a partir del segundo.
La madre elige cómo distribuir ese período, antes o después del parto, pero como mínimo 6 de las 16 semanas de descanso, obligatoriamente, ella debe tenerlas después del parto. Las otras 10 semanas se reparten, si se desea, entre la madre y el padre pero las 10 semanas son para los dos, no son 10 para cada uno.
Los períodos pueden disfrutarse en régimen de jornada completa o a tiempo parcial.
Esto significa que al final de cada uno de los 4 meses de baja, las 16 semanas, se cobra un sueldo igual al de los últimos 30 días trabajados antes de coger la baja, así que se cobra lo mismo que si se estuviera trabajando. Este sueldo no lo paga la empresa, lo paga la Seguridad Social. En el caso que la madre solicite una baja por riesgos del embarazo o problemas de salud anterior a la baja maternal, a veces se cobra menos.
Tanto la madre como el padre, para acceder a la baja maternal deben cumplirse una serie de requisitos:
– Estar afiliado a la Seguridad Social.
– Tener cotizados al menos 180 días, dentro de los 5 años immediantamente anteriores a la fecha de parto.
Derechos después de la baja:
– Disfrutar al día de dos pausas por lactancia de media hora o una pausa de una hora hasta que el hijo tenga nueve meses de edad.
– La mujer también tiene derecho a reducir su jornada laboral desde un mínimo de un tercio hasta un máximo de la mitad hasta que su hijo tenga seis años. Pero, el sueldo se reduce proporcionalmente a las horas que deje de trabajar.
– La madre trabajadora decide si quiere hacer uso de estos derechos o no.


4- El seguro de tu bebé.
Debes informarte bien antes de que nazca tu bebé de cual es el seguro más idóneo para cubrir sus necesidades. Seguro Público o Seguridad Social.
Este trámite se hace en la oficina de la Seguridad Social después de haber realizado la inscripción del bebé en el Registro Civil. En la oficina tendréis que pedir un impreso para incluir al bebé en la cartilla de la seguridad social y realizar la inscripción en el centro de salud que corresponda a la familia.
Es importante que tu bebé tenga asignado un pediatra antes de su nacimiento para su primera revisión, que se realiza a los 15 días de nacer.
Documentación:
– Cartilla de la Seguridad Social
– DNI de la persona titular de la cartilla
– Certificado de empadronamiento del bebé
– Libro de familia con el bebé inscrito
Seguro Privado.
Si prefieres que ir por la vía privada, muchas compañías recomiendan notificar el nacimiento de tu bebé lo antes posible, por si surgiera alguna complicación y así poder cubrir los gastos médicos..
– Si la madre o el padre tienen un seguro, el bebé estará cubierto por la póliza su primer mes de vida, luego el bebé tendrá que tener su propio seguro médico.
– Los primeros meses de vida de tu bebé requieren muchas visitas médicas y vacunas que deben llevarse en un orden. Procura que el seguro médico que contrates cubra todas las visitas al pediatra y las vacunas. Además es común que tu bebé requiera médicos especialistas por si enferma. Aunque las vacunas regulares las cubre la seguridad social, hay otras como el Neumococo que no están cubiertas en algunas zonas del país.
– También tienes la posibilidad en algunos seguros de tener un medico 24 horas, por si hay alguna emergencia. Esta es una de las opciones más buscadas por los padres a la hora de coger un seguro.
Documentación:
– Número de la póliza
– Número del DNI de la madre

Autor

info@mamademelliseisa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preparativos preparto

22 noviembre, 2019

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies